Una de las ventajas de los departamentos ubicados en contrafrente es, sin duda, una menor incidencia del ruido de tránsito. Sin embargo, es frecuente que en zonas con gran densidad poblacional y mixtura de usos existan grandes establecimientos comerciales que posean equipamiento en terrazas técnicas o patios traseros que funcionan en forma constante. Como los niveles sonoros de ruido de fondo de estas viviendas suelen ser bajos la influencia de estas fuentes de ruido puntuales resalta fácilmente sobre la situación acústica de base. Esto plantea un serio problema y fue el caso de un supermercado COTO ubicado en el barrio de Belgrano sobre la calle Maure.

ESTUDIO DE CASO

En una pequeña terraza técnica trasera existían dos equipos de ventilación que debían estar activos todo el tiempo (incluyendo el horario nocturno). Al ser una zona muy habitada, existen numerosos edificios a su alrededor, algunos incluso con visión directa a esta terraza sin ningún tipo de apantallamiento, a poca distancia y con departamentos ubicados en una altura similar.

Ilustración 1: Vista de equipos de refrigeración desde balcón vecino.

Como primera acción, se procedió a realizar mediciones de nivel sonoro para determinar la magnitud de la superación del ruido de fondo y de los valores estipulados por la legislación (Ley 1540/04 y Decreto Reglamentario 740/07). A través del resultado obtenido, se determinó que los niveles se encontraban por sobre los máximos permitidos tanto en el interior de la vivienda propiamente dicha (sala de estar), como en su balcón trasero. De esta manera, se proyectó e instaló una solución acústica en forma de pantalla con material absorbente -tanto en su cara interior como también en la pared trasera- para disminuir las contribuciones por reflexiones que puedan aumentar el nivel sonoro.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

Finalmente, el resultado fue una disminución de por lo menos 7 dBA en el nivel emitido por la fuente de ruido.  Se destaca la particularidad que en la medición posterior a la instalación de la pantalla el ruido de fondo resultó bastante menor que la primera vez (6 dB por debajo). Por lo tanto, si comparamos las mediciones en el balcón (inicial y posterior) con el ruido de fondo de la medición final (el menor medido), vemos que la barrera es efectiva a partir de los 200 Hz y aumenta en forma sostenida la disminución provista a partir de 1250 Hz. Sin embargo, el enmascaramiento producido por el ruido de fondo evita poder calcular exactamente la reducción efectiva provista por la barrera.

Ilustración 2: Comparación de niveles sonoros medidos con la fuente encedida en la situación inicial y posterior, respecto al ruido de fondo.

Como conclusión, podemos ver que muchas veces estos problemas tienen una solución que, bien aplicada y calculada, puede ser sencilla pero no menos efectiva. Para esto, es crucial analizar cada caso y realizar mediciones también desde la vivienda vecina afectada.

Ilustración 3: Vista de pantalla desde terraza cercana y modelo 3D prototipo.

Esteban Zanardi – Ing. de Sonido – UNTREF
Depto. Ingeniería Acústica – Decibel Sudamericana S.A.

Artículos

Suscríbase a nuestro Newsletter.

Su email ha sido enviado.
Ha habido un error. Intente de nuevo más tarde.

Productos Relacionados

¿Necesita Ayuda?

Llámenos ahora al (54-11) 4659-2888

Solicitar Presupuesto